No es una película de culto, pero su primera parte me había sacado más de una sonrisa en el año 2001, donde pudimos ver varios “conocidos” interpretando papeles y a si mismos, burlándose del mundo de la moda.

La segunda parte tomó bastante tiempo en llegar, claramente no es una película para ir a cine, así que esperé a tener una copia para ver en la tranquilidad de mi casa, sin parafernalia (incluso sin Home Theater encendido) y con picoteo correspondiente.

Llama la atención la cantidad de “celebridades” que podemos ver, comenzando con un Justin Bieber huyendo de unos asesinos mientras hace parkour en Roma, quien es muerto por una descarga de cientos de balas, pero antes del último suspiro se toma una foto y la sube a Instagram (la cual está en su cuenta verdadera!!!) con una particular pose en su cara (no sin antes buscar el filtro perfecto).

Es un humor liviano, de bromas obvias, donde vemos a Owen Wilson y Ben Stiller en lo que mejor saben hacer. Will Ferrell también causa gracia con su personaje “Mugatu” y vemos entre los conocidos a Skrillex, Billy ZaneKiefer SutherlandSusan BoyleNaomi CampbellAriana GrandeKaty Perry y Sting entre muchos otros.

Recomendable para: Un Domingo por la tarde, acompañado de papas fritas y bebida.
Apto para: Mayores de 14 años. No hay desnudos explícitos, pero las bromas y algunas escenas son para mayores.